Descifrar la moda

Descifrar la moda

¿Cómo se ha convertido el Santiag en un elemento imprescindible en nuestros vestuarios?

Del western a las pasarelas y a nuestros grandes almacenes, el Santiag ha recorrido un largo camino para convertirse en EL zapato del momento.

Por Carla Thorel

Es la aventura americana, el western, Texas, las películas de Leone, el viaje por carretera, el tabaco de mascar, el sombrero de vaquero y la estrella del sheriff, todo en sí mismo. De punta, bordados, cepillados, negros, marrones, de colores, de cuero, de gamuza, es la estrella de los zapatos de Hollywood. Sí, estamos hablando del santiag. 

Llevada por nuestros queridos vaqueros con bandana ya en el siglo XVIII en Estados Unidos, quede claro que la leyenda divide a los puristas, aunque el principio de este artículo era un poco tendencioso.

¿Son nativos de Texas o de Kansas? El zapato original tiene un tacón cuadrado, una punta puntiaguda, una caña alta y no tiene cordones. Estos nuevos tipos de zapatos ecuestres están cubiertos de dibujos -a veces coloreados- en piel de caimán, avestruz, alce o elefante…

Sin duda, estamos en Tex… o Kansas.

"Una imagen de libertad"

El ciudadano medio compra ahora Santiag en Zara y Stradivarius

Al principio se convirtió en un nicho (se llevaba en las pasarelas de MiuMiu, Margiela o Céline), luego en «beauf» (sólo se llevaba en fiestas de disfraces, o en un pueblo donde la música country es una forma de vida), pero la moda finalmente se ha reapropiado de él.

Para Maoui (@Maoui2saintDenis), que debe su primer recuerdo de Santiag a Johnny Hallyday y a su «abuelo vaquero», dice que le «seduce la atemporalidad de este zapato, a pesar de su marcado estilo». La gente lo conoce, por lo que no les choca, pero mantiene su lado estrafalario gracias a sus múltiples facetas estilísticas. Una parte de roca, una parte de vaquera, una parte de sheriff… De hecho, ¡el santiag es la libertad! Tal vez por eso explotó después del confinamiento. 

Primavera, verano, otoño, invierno, no hay mala ocasión para el santiag que, todo terreno, aporta un poco de sueño americano a un look cotidiano…